Fundición de cera

Ver filtros

Mostrando los 11 resultados

Mostrando los 11 resultados

Si te interesa hacer tus propias ceras fundidas, ¡estás de suerte! Hacer ceras fundidas en casa es un proyecto DIY divertido y relativamente fácil que te permite personalizar el aroma, el color y la forma de tus ceras fundidas. Aquí tienes una guía paso a paso para empezar.

Hacer ceras fundidas

En primer lugar, reúne los materiales. Necesitarás cera, un baño maría o un recipiente para fundir, un molde para tus ceras fundidas (como un molde de silicona o una bandeja para ceras fundidas) y aceites esenciales o fragancias de tu elección para perfumar. Si quieres añadir color a tus fundidos de cera, también puedes utilizar pintura para velas o purpurina.

Fundir la cera

A continuación, funde la cera al baño maría o en un crisol. Si utilizas un baño maría, llena el recipiente inferior con agua y llévalo a ebullición. Añade la cera al cazo superior y deja que se derrita, removiendo de vez en cuando. Si utilizas un cazo para fundir, ponlo a fuego lento y funde la cera directamente en el cazo, removiendo de vez en cuando.

Aceite con fragancia para derretir la cera

Una vez derretida la cera, retírala del fuego y añade la fragancia que hayas elegido. Puedes utilizar aceites esenciales o fragancias para este paso. Empieza con una pequeña cantidad de fragancia (unas 10-20 gotas por cada taza de cera) y añade más hasta alcanzar la intensidad deseada. Si quieres añadir color a tus ceras fundidas, también puedes añadir una pequeña cantidad de colorante para velas a la cera derretida.

Vierte la cera fundida en el molde y deja que se enfríe y solidifique. Esto puede llevar de unos minutos a unas horas, dependiendo del tamaño y la forma del molde. Cuando la cera se haya endurecido, desmolda y ¡ya puedes utilizar tus ceras fundidas!

Utilización de la cera fundida

Para utilizar tus ceras fundidas, coloca una o varias ceras fundidas en un calentador de cera y enciende el fuego. A medida que la cera se funde, libera su aroma en el aire. Puedes mezclar y combinar distintos aromas para crear tus propias fragancias únicas, e incluso poner capas de distintos colores para conseguir un efecto visualmente atractivo.

Hacer tus propias ceras fundidas es un proyecto de bricolaje divertido y gratificante que te permite personalizar el aroma y el aspecto de tus ceras fundidas. Pruébalo y verás cómo disfrutas con el proceso.